Saltear al contenido principal
+34 935 677 130 oficinamontilla@gencat.cat

«La derecha española es una máquina de fabricar independentistas»

José Montilla es, como le definieron en una campaña, un hombre normal. Estatura media, apariencia física común, traje discreto. Pasaría perfectamente desapercibido por la calle. Y esa normalidad llama la atención en alguien que lleva más de tres décadas en política y ha sido casi de todo: alcalde, diputado autonómico, líder de su partido, diputado, ministro, el primer president de la Generalitat no catalán y, ahora, senador.

Vive a caballo entre Sant Just Desvern y Madrid, donde pasa unos tres días a la semana. En medio, el AVE y un hotel que dice que “no es de cinco estrellas”, sino uno que está cerca del Senado “para ir y volver andando”. Portavoz de los socialistas catalanes en la Cámara Alta y presente en cuatro comisiones, dice sin embargo que su vida tiene “menos ocupaciones, pero no menos preocupaciones, dada la situación”. Lo dice hablando como él habla, muy despacio. Tanto que a veces termina de responder una pregunta cuando ya se le ha hecho otra.

Al hablar se apoya en juegos de palabras y dos muletillas constantes, “digamos” y “en mi opinión”. Es de suponer que lo hace de forma intencional, como cuando habla de ERC diciendo el nombre entero de la formación, pero diciendo sólo ‘Convergència’ al hablar de CiU. Mide mucho las palabras, sobre todo cuando habla de sus predecesores, ya sea en el partido o en el Govern. Ese aire de lealtad institucional es una especie de demonio susurrándole al oído al que casi se escucha en su luminoso pero añejo despacho.

Sobre su carrera dice que no hay vuelta atrás, que no ocupará cargos por los que ya ha pasado, pero que “ni por edad ni por actitud” piensa en jubilarse. “Hay muchas formas de servir a un proyecto”, dice, hablando de “servir a mi país”. El país de este andaluz es su Cataluña de adopción, cuyo idioma domina tras vivir allí desde la adolescencia, aunque se define castellanoparlante.

Continúa en ELDIARIO.ES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba